Our Blog

¿QUÉ IMPLICA LA RSC?

En general, todas las empresas se hacen la preguntan ¿qué tipo de compromisos hay que establecer para ser y considerarse una empresa socialmente responsable, desde el punto de vista corporativo? Es una pregunta natural, pero el cuestionamiento no siempre se lleva a cabo mediante las preguntas y los análisis adecuados. La pregunta busca identificar la responsabilidad de todo lo que se hace y no pretende encontrar actividades de Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Hace 6 años, el socio mayoritario de una empresa internacional de productos de alto nivel para el hogar, con facturación de más de siete mil millones de dólares, lanzó una pregunta en torno a este tema: ¿qué causa práctica debemos abrazar para desarrollar un plan de RSC acorde a nuestra empresa?

Claramente no era la pregunta adecuada. Mostraba una preocupación legítima, pero mal enfocada. Parecía buscar una causa dentro de una lista preexistente, para justificar que era una empresa comprometida y que además ganaba mucho dinero.

Buscar causas externas a la empresa para consolidar la RSC, no es la mejor forma de aportar a la comunidad. Quien opte por ese camino no debe dejar de hacerlo, pero ha de entender que esta forma de proceder no se puede llamar responsabilidad social corporativa.

Por ello, la respuesta buscó otra línea: ¿por qué no centrarse en realizar bien lo que hacen habitualmente y en ello aportar oportunidades de desarrollo a personas que están en el entorno directo o indirecto de sus excelentes productos y marcas?

El concepto de responsabilidad social corporativa contiene, habitualmente, muchas confusiones, superficialidades y desviaciones. “Responsabilidad” implica responder realmente, “Social” lleva a pensar en el conjunto de la comunidad en la cual se encuentra la empresa y “Corporativa” indica algo que debe estar en la misión, visión, valores y pilares de la empresa.

En primera instancia hay que tener perfectamente en cuenta los marcos de referencia, cuyo horizonte inmediato será el país en el que se desarrolla la empresa. La RSC debe alcanzar a cubrir las necesidades más relevantes de una nación, así como su crecimiento orgánico y estable, es decir, sustentable.

Si analizamos bien en qué consiste formar parte de un país, entenderemos que se basa en las redes que se constituyen entre sus ciudadanos, grupos sociales y empresas, es realmente fundamental. Lo importante es dar a dichas redes naturales el valor agregado que pueden tener para fortalecer el desarrollo sustentable.

Las redes naturales se deben convertir en alianzas, cuando realizan un objetivo previamente pensado, estructurado y posteriormente medido. Las redes son generales, las alianzas específicas y concretas. Las redes responden al qué y las alianzas al para qué. Cuando el objetivo es responsabilidad social, aporta respuestas continuas para el sostenimiento de una sociedad.

En este concepto de país se encuentra la tierra fértil para las empresas. Cada país tiene fortalezas y necesidades. Y ahí se enraíza el tronco y las ramas de una empresa, la cual debe reconocer su origen y la tierra donde crece y aporta frutos. Una empresa aporta de por sí todo lo que hace; pero todo lo que hace debe generar equilibrio y estabilidad social.

La armonía que requiere toda sociedad está compuesta de perspectivas diferentes y complementarias. En este entramado de responsabilidad social participan cuestiones de desarrollo humano, social, económico, cultural, estructural, de calidad de vida para contribuir con una auténtica creación de desarrollo.

Las empresas tienen el compromiso de generar bienestar en la sociedad. Para eso se constituyen, desarrollan y presentan servicios y productos. De esta forma, se hacen responsables cuando entregan a la sociedad lo que necesita para su crecimiento armónico.

Tags:

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!